Cómo pulir mármol

El mármol es uno de los materiales más versátiles que podemos encontrar tanto en los hogares como en cualquier edificio en general. Su acabado liso y cuidado proporciona a nuestras cocinas, baños, habitaciones y portales un aspecto elegante y brillante. Pero para que eso sea así, necesitamos cuidarlo como es debido. No sólo se trata de limpiarlo y abrillantarlo, sino también de pulirlo con cuidado para que consiga relucir de nuevo con su brillo y elegancia característicos.

Sin embargo, ¿cómo pulir mármol? La respuesta es muy sencilla, si bien hay que tener en cuenta que el pulido de mármol es una tarea delicada que requiere tiempo y paciencia pero cuyos resultados merecen cada minuto invertido. Por ello hoy te vamos a enseñar cómo pulir mármol para que nuestros suelos y superficies reluzcan como el primer día.

Primero de todo: limpiar bien el mármol

Lo primero que hay que hacer antes de pulir mármol es limpiarlo bien para que el acabado sea perfecto y la suciedad acumulada no raye el material. Nosotros ya te hemos explicado cómo limpiar mármol: básicamente, lo ideal es recurrir a reparadores de mármol y productos de limpieza profesionales con ph neutro o, en su defecto, disolventes industriales. Especial cuidado con el mármol blanco, que precisará de agua oxigenada o disolvente para no desgastar su brillo.

Limpiar el mármol antes de pulirlo es esencial para eliminar todo rastro de suciedad y grasa acumulada. Después de un pequeño secado con un trapo de algodón estaremos preparados para pulir la superficie, si bien es recomendable esperar 24 horas antes de empezar con el pulido de mármol para asegurarnos de que el material está bien seco.

¿Cómo pulir mármol?

Ya que el pulido de mármol tiene como objetivo recuperar el brillo y el color del material, primero hay que asegurarse de que la superficie está bien limpia y bien seca. Una vez comprobado, podemos recurrir a diversas formas de pulir mármol dependiendo de lo que queramos conseguir:

  • Si queremos eliminar rugosidades, un buen abrasivo fino (que deberemos utilizar con esponja y guantes) nos asegurará devolverle a la superficie su alisado natural. En caso de que el mármol esté rayado, es recomendable recurrir a un pulidor (de aspecto arenoso) para volver a dejar la superficie lisa y brillante como si fuera el primer día. Para utilizar el pulidor, deberemos echar un poco de esta arenilla sobre la superficie para que abra el poro del material; una vez hecho eso, con un poco de algodón humedecido en agua iremos aplicando el pulidor sobre toda la superficie lentamente para que ésta actúe sobre el mármol. Por último, una pasada con un trapo seco culminará la tarea.
  • Si queremos que nuestro mármol recobre su color y brillo naturales, una simple mezcla casera es suficiente. Tendremos que mezclar tres cucharadas de bicarbonato con ¼ de agua y aplicar la mezcla sobre el material con un paño, cuanto más suave mejor, para evitar rayar el mármol. Deberemos dejar que la superficie se seque durante tres horas y, por último, retirar la mezcla con otro paño limpio y agua tibia.
  • También puedes recurrir a productos comerciales especialmente pensados para pulir mármol, si quieres asegurarte al cien por cien, y a pulidoras de suelos en el caso de que tengas que limpiar una superficie muy extensa.

Unos cuantos consejos…

Ya que el mármol es un material extremadamente frágil, tenemos que ser muy pacientes a la hora de limpiarlo y pulirlo. Deberemos evitar en la medida de lo posible utilizar limpiadores que contengan ácido, ya que éste puede desgastar el material fácilmente. De igual manera, es recomendable limpiar las manchas del mármol tan pronto como sea posible, siempre y cuando no sea una mancha demasiado fuerte. No debemos esperar mucho tiempo, sino que es recomendable limpiar la superficie de mármol inmediatamente si la manchamos con algo que sea fácil de eliminar en el momento. De este modo evitaremos el desgaste debido a la suciedad y grasa acumuladas, ya que el mármol es un material suave muy susceptible a las manchas.

 

Ahora que sabes cómo pulir mármol, ya puedes darle a tu material ese acabado limpio y natural que tanto le caracteriza. Eso sí, debes tener en cuenta que el mármol es un material tan bonito como frágil, por lo que su cuidado debe ser constante y su limpieza, delicada, por lo que te recomendamos contar con un equipo de profesionales. Desde Limpiezas El Globo te ofrecemos un excelente servicio de calidad, avalado por más de 30 años de experiencia. Son muchas las empresas que han depositado su confianza en nosotros. Por nuestra parte, nosotros te garantizamos dejar tus suelos de mármol tan brillantes como el primer día.

Puedes usar estas etiquetas : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>