Cómo conseguir una oficina de estilo industrial

Las oficinas con un diseño industrial están ganando cada vez más terreno en los espacios de trabajo españoles. Son cada vez más las empresas que apuestan por esta nueva tendencia de decoración, que simula estar en espacios industriales antiguos que nos retrotraen a épocas pasadas. Esta corriente surgió en los años 50, cuando jóvenes artistas de Nueva York se instalaron en fábricas abandonadas y las convirtieron en sus estudios creativos. Te contamos las claves para diseñar una oficina de estilo industrial.

Espacios amplios y luminosos

Para conseguir una oficina con estilo industrial, lo primero es tener en cuenta la distribución del espacio. Los lugares amplios, con altos techos, diáfanos, grandes zonas comunes y mucha luminosidad son las claves principales de este tipo de decoración. Las fábricas de la época no disponían apenas de paredes y estaban muy iluminadas, para permitir el paso de la luz a las naves y ahorrar así costes en energía. Por tanto, las grandes ventanas que aportan luz natural se antojan vitales. La luz artificial se suele cubrir con grandes lámparas de techo.

Metal, madera y hormigón

Los materiales que recrean la estética de las antiguas naves industriales es otro de los grandes factores a tener en cuenta. Los metales con un toque oxidado, las maderas robustas y algo envejecidas, cemento, hormigón, ladrillo visto… Todo ello suma a la hora de conseguir ese toque “retro” que se saborea en una oficina de estilo industrial.

Uso de colores fríos

Los colores predominantes en el estilo industrial suelen ser muy sobrios, fríos y duros. Las diferentes gamas de grises, así como el blanco, el negro, el marrón o el beige son los tonos más característicos. Muchos son colores clásicos asociados a los materiales que hemos nombrado antes. Se pueden incluir también, aunque de forma esporádica, trazas de otros colores más llamativos. O bien jugar con los colores corporativos de cada empresa.

Imperfecciones a la vista

En la oficina con estilo industrial no se esconde nada. De hecho, una de las grandes fortalezas de esta decoración es, precisamente, el mostrarlo todo a la vista. Las cañerías, tuberías o vigas de hormigón o madera son elementos que ayudan a que nuestra oficina transpire aroma industrial por las cuatro paredes. Las imperfecciones decorativas (y calculadas) son también grandes aliadas. Zonas de ladrillos descoloridos o texturas irregulares en las paredes en general hacen ganar enteros a nuestro nuevo espacio industrial.

Mobiliario “desgastado” y decoración minimalista

La oficina de estilo industrial suelen tener elementos decorativos muy definidos. Aunque tu oficina sea amplia y luminosa y tenga los materiales y colores adecuados, el toque distintivo para que sea tenga un aire realmente industrial recae en los detalles del mobiliario. Por eso, es importante que los objetos luzcan como desgastados. Ojo, no necesariamente tienen que ser realmente viejos, hay tiendas de decoración con objetos envejecidos artificialmente.

Hay que saber elegir los objetos que vamos a utilizar, ya que ha de ser una decoración minimalista, sin mucho mobiliario. Hay que recordar que las antiguas naves industriales tenían pocos elementos, así favorecían el tránsito del personal por la fábrica. Ejemplos de mobiliario con estilo “vintage” e industrial son las lámparas de techo de acero, sillones de cuero envejecido, mesas de madera recia, etc.

Mantenimiento y limpieza de una oficina de estilo industrial

La limpieza en una oficina de estilo industrial se antoja impresdindible. Como hemos dicho se trata de una decoración minimalista, con pocos muebles y en la que todos los elementos se encuentran a la vista. Aunque los elementos luzcan desgastados, su mantenimiento ha de ser el mismo que para objetos que no tienen esa apariencia. Los propios materiales utilizados en el estilo industrial (madera, hierro, etc.) requieren de un cuidado especial, por lo que un equipo de profesionales dedicados a la limpieza de oficinas será de gran ayuda.

Por ejemplo, en el caso del mantenimiento de la madera es vital un buen tratamiento y cuidado específico, sobre todo en aquellos espacios en los que las vigas son de este material. Conociendo las técnicas y productos para cada caso se aumentará ostensiblemente la vida útil de los materiales, para que se mantengan en ese punto “envejecido” que buscamos y no lo hagan aún más. La limpieza de los diferentes tipos de acero es otro de los servicios que se recomienda encargar a profesionales de limpieza.

Por último, la limpieza de ventanas en oficinas es algo también a tener muy en cuenta. Por su propia configuración, la oficina de estilo industrial suele incluir grandes ventanales que dejan pasar una gran cantidad de luz natural. Un auténtico espacio industrial aprovecha los rayos del Sol para mantener su estética. Por ello, el mantenimiento de cristales es prioritario si queremos aprovechar esta característica de luminosidad del espacio. El objetivo es que esas bonitas lámparas colgantes de acero tengan que encenderse lo menos posible.

En Limpiezas El Globo prestamos un servicio de limpieza en Madrid, personalizado para cualquier tipo de necesidad. Si quieres un equipo de profesionales de limpieza serio y competitivo para tu oficina de estilo industral, contacta con nosotros y te informaremos sobre nuestros servicios.

Puedes usar estas etiquetas : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>