Limpieza de sofás, qué material escoger para mantenerlos en perfecto estado

En ocasiones elegir un sofa de determinado material puede facilira mucho su mantenimento, tanto si este es de uso diario o más exporádico. La limpieza de sofás puede convertirse en un ejercicio sencillo si sabemos cuando y cómo realizarlo. Algunos de estos trucos son vitales si quieres que tu sofá esté en perfecto estado.

Trucos para facilitar la limpieza de sofás

El sofá es uno de los elementos más preciados de un hogar. Es muy extraño que uno no presida en el salón de casa o en la recepción de la oficina. Al ser tan habitual su uso, la limpieza de sofás se convierte en una tarea exhaustiva que ha de realizarse con frecuencia. Para alargar más el tiempo entre limpieza y limpieza y mantener los sofás impecables te contamos una serie de trucos que permitirán que tus momentos de relajación en el sofá sean mucho más placenteros:

  • Evita que el sofá esté cerca de una estufa, radiador o cualquier otra fuente de calor. Con el calor los sofás adquieren más suciedad.
  • El sol tampoco es un buen amigo de los sofás. No solo por el calor que desprende, si no porque los rayos facilitan la pérdida de color de la tapicería del sofá
  • Cuidado cuando dejes encima de tu sofá periódicos, catálogos de publicidad, revistas o similar… La tinta puede desprenderse fácilmente y dañar la piel del mismo. Además si el color de tu sofá es claro, probablemente no tenga ninguna solución.
  • El líquido puede ser muy perjudicial para la tapicería de un sofá. Ten mucho cuidado con el vino, el café, el vino o el aceite. Que este tipo de manchas desaparezcan es muy complicado.

¿Qué tipo de material escojo para hacer más fácil la limpieza de mi sofá?

El material del que se componga tu sofá es importante a la hora de la limpieza. Existen materiales muy delicados que requieren de una limpieza profesional y de un cuidado mucho más específico. A continuación te explicamos las características que tienen los materiales más utilizados para la fabricación de sofás. De esta manera podrás encontrar el tuyo más fácilmente.

Piel Plena Flor

Se trata de pieles que provienen de animales que en vida han recibido un trato delicado y respetable. Este proceso se ve reflejado en el precio, también su calidad y su duración. Son las menos utilizadas ya que la limpieza de tapicerías de piel plena flor es muy complicada y encarece en gran medida el mueble.

Polipiel

Estéticamente es muy parecido a la piel, sin embargo se trata de un material 100% sintético. Su limpieza es más sencilla . Un aspecto negativo de este material es que su duración es más escasa que la de cualquier otra tapicería ya que se desgasta y envejece algo más rápido.

Ecopiel

Este tipo de material contiene un 25 % de retales de piel triturados y mezclados con látex o algodón. A simple vista es muy parecido a la piel, sin embargo es más resistente a todo tipo de daños (manchas, rayos de sol o calor). La piel ecológica es muy utilizada ya que abarata el precio del sofá.

Serraje

Su duración es algo menor que la de la piel pero mayor que la de la polipiel. Proviene de la zona de la capa reticular de la piel. Este material está caracterizado por una gran belleza y elegancia (parecido al ante). La combinación del serraje con otros materiales para la tapicería es una eleción que hará que nuestro sofá sea resistente y su limpieza sea más fácil.

 

Puedes usar estas etiquetas : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>