¿Cómo limpiar puertas de madera para sacarles todo el partido?

La madera es uno de los materiales estrella para la elaboración de puertas. Debido a su apariencia, es usual olvidarse de que las puertas de madera necesitan un cuidado periódico al igual que el resto de elementos de nuestra casa u oficina. De hecho, las diferencias entre una puerta de madera bien tratada y limpia frente a una descuidada son evidentes.

Para evitar el deterioro de este material, os mostramos a continuación una serie de pasos básicos de limpieza de madera que ofrecen resultados impecables.

Como limpiar la madera de las puertas y su polvo

Si la puerta no es lisa, con el tiempo se acumula el polvo entre sus relieves, lo que provocará que el color del  material, si es de tonalidad oscura, sea difícil de apreciar.

Antes de aplicar cualquier producto de limpieza de madera, es necesario quitar el polvo de la puerta con un paño microfibra ligeramente humedecido o un plumero fino para no rayar el material.

Posteriormente, se aplicará en la puerta un producto de limpieza multiusos con una esponja para quitar la grasa acumulada. Hay que evitar el contacto del agua abundante, por lo que volveremos a utilizar el paño para eliminar los restos de suciedad.

Cuidando de los pomos y tiradores

Ambos elementos son parte fundamental  de todas las puertas por lo que requieren igualmente de un cuidado habitual.

Si es una puerta para el uso público o es utilizada por muchos empleados a diario es fundamental su limpieza para evitar el traspaso de bacterias y suciedad entre los usuarios.

Para pomos y tiradores con acabado metálico o cromado, es muy útil el uso de limpiador de cristales profesional. Este tipo de productos ayudan a conseguir un acabado brillante y muy vistoso.

Por otra parte, se recomienda también el uso regular de producto antibacterial tanto para los pomos y tiradores como para el resto de la puerta, para así mantener la higiene adecuada eliminando todo tipo de gérmenes.

Quitar los arañazos de las puertas de maderas

Si la puerta tiene cierto tiempo de uso, es normal que empiecen a aparecer marcas en la misma, entre los que encontramos los arañazos habituales que, si no son excesivamente profundos, pueden desaparecer.

Para los arañazos un poco más profundos recomendamos aplicar cera dura con una esponja sobre las grietas, que además de rejuvenecer tu puerta, la protegerá frente a los daños más superficiales del uso diario.

Finalmente conviene saber que la frecuencia recomendable de limpieza de madera en puertas es de al menos dos veces al mes. Como es lógico, las puertas del interior de una casa u oficina tenderán a ensuciarse de grasa con mayor rapidez que las de exterior. Aún así, la lluvia y la exposición al sol en las puertas de madera agilizan la pérdida de brillo y deterioro por lo que debemos cuidar por igual su mantenimiento.

Puedes usar estas etiquetas : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>