Cómo limpiar juntas del suelo y tipos de suelo para mantenerlas limpias

Las juntas del suelo son muy delicadas. En un primer momento se aprecian perfectas sin embargo con el paso del tiempo adquieren un aspecto descuidado y sucio. En este post te contamos cómo limpiar juntas del suelo pero, sobre todo, algunas pautas para mantenerlas en perfecto estado el mayor tiempo posible.

Cómo limpiar juntas del suelo y mantenerlo en el tiempo

Independientemente del material del que se componga el suelo, las juntas son la zona más delicada de este, ya que es una parte de muy difícil acceso para los productos de limpieza.

Lo principal que debemos hacer al menos una vez cada dos días, (lo ideal sería diariamente) es barrer con una escoba que repela el polvo toda la superficie del suelo. El siguiente paso es fregar el suelo para que el polvo y la suciedad desaparezcan en la medida de lo posible.

Con un producto desengrasante aplica sobre cada una de las juntas un pequeño hilo para que actúe directamente en contra de la suciedad acumulada en esas zonas. Aproximadamente dos horas después procede a pasar de nuevo la fregona para retirar todo el producto sobrante. Realizando este método de limpieza mantendrás las juntas del suelo impecables durante más tiempo.

Una vez sabes como limpiar juntas del suelo también es conveniente que tengas en cuenta estos consejos para evitar que la suciedad acumulada sea imposible de retirar:

  • Un lugar cerrado puede ser muy perjudicial para las juntas del suelo. Con la humedad estas se ensucian mucho más por lo que se deben airear siempre las habitaciones, al menos una media hora al día.
  • En la medida de lo posible no cierres las puertas en las habitaciones en las que haya grifos y estos estén abiertos gran parte del tiempo.
  • Realiza el proceso de limpieza que te comentábamos anteriormente al menos dos veces al mes para mantener siempre limpias las juntas del suelo. De esta manera evitarás emplear mucho más esfuerzo cada vez que limpies.
  • Nunca utilices remedios caseros. Los profesionales de Limpiezas El Globo conocen exactamente cómo limpiar las juntas del suelo. Contacta con nosotros y te informamos de nuestros servicios y asesoramos de tus dudas.

Cinco tipos de suelo para mantener limpias las juntas

Ahora que sabes como limpiar las juntas del suelo y además conoces de qué manera puedes mantenerlo impecable durante más tiempo, lo ideal es que tengas en cuenta qué tipos de suelos son los más apropiados para no acumular suciedad. Escoge el que más se ajuste a tu personalidad y necesidades.

  1. Suelos laminados de madera. Una de las opciones más estéticas y a la vez económicas a la hora de escoger tipo de suelo. Además el montaje es rápido y muy limpio. Perfecto para no acumular suciedad en las juntas.
  2. Suelos porcelánicos rectificados. Este tipo de suelos es muy frecuente en cocinas. Proporciona una elevada dureza y una leve porosidad. Escogiendo el color correcto puedes darle un toque muy actual a tu hogar además de mantener siempre limpias las juntas del suelo.
  3. Suelos de microcemento. Se trata de una mezcla química cuya base es el cemento tradicional. Con este compuesto se obtiene un delicado fluido dotado de una gran dureza y flexibilidad.
  4. Suelos con cerámica tradicional. De esta tenemos que destacar la fuerte resistencia a la absorción de agua y su dureza. Al tener esta peculiaridad es más complicado que la suciedad se incruste en las juntas. No obstante ten en cuenta que si se deteriora será más fácil limpiarlo que otro tipo de material.
  5. Suelos de linóleo y vinilo. Su tacto es similar al plástico. Sin embargo el primero es completamente natural y el segundo es un producto sintético. No obstante el comportamiento frente a la suciedad de la juntas es exactamente el mismo.

 

 

 

Puedes usar estas etiquetas : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>