Cómo limpiar el óxido del metal

Cada vez aparece más el metal cómo elemento de decoración en los hogares, oficinas y lugares de ocio. Con el paso del tiempo este material se va deteriorando y acumula una capa de óxido que en muchas ocasiones es difícil de eliminar. Este post habla sobre cómo limpiar el óxido y a la vez de cómo no hacerlo para que no se dañe más aun. Solo los profesionales de la limpieza saben cómo se debe realizar este proceso.

Cómo limpiar el óxido

Los lugares en los que más veces se encuentran manchas de óxido son el fregadero de la cocina y los suelos del cuarto de baño. Sin embargo la utilización del metal en temas de decoración hoy en día cada vez es más usual. Tanto muebles cómo ropa se ven afectados por las manchas de óxido. Por estos motivos se hace imprescindible que los profesionales conozcan los productos más efectivos para limpiar el óxido.

Una de los productos más utilizados para acabar con el óxido es el ácido fosfórico u oxálico; este actúa disolviendo el óxido en el instante en que entra en contacto con el metal en cuestión. Limpiezas El Globo dispone del material especial para aplicar este producto ya que es altamente peligroso para la piel y no puede aplicarse de cualquier manera.

Otra opción es convertir el óxido al color del metal. Los convertidores de óxido también actúan cómo capa protectora para la pintura.

Normalmente los expertos utilizan herramientas abrasivas que reblandecen el óxido para luego rasparlo y acabar con él. Es un proceso que lleva más trabajo pero es el más efectivo, por eso es el método utilizado por Limpiezas El Globo en la mayoría de los casos.

No obstante existen trucos caseros que pueden ayudar a que nuestro material no se deteriore de forma irreversible. Espolvoreando sal en la zona dañada y frotando después con lima se consigue un resultado excelente al menos para salir del paso. También el bicarbonato es muy efectivo; el proceso sería aplicar el mismo en el óxido para después frotar la zona con un cepillo.

Que no hacer cuando NO sabemos cómo limpiar el óxido

Cuando a los profesionales de la limpieza se les pregunta cómo limpiar el óxido su respuesta directa es que no es imposible. Pero son ellos los que tienen que tomar partido en el asunto, ya que tratar con materiales que no se conocen podría llevar a destrozar el objeto que se quiere limpiar.

En primer lugar, si en algún momento se aprecia alguna mancha de óxido, lo primero que se tiene que hacer es contactar con un experto rápidamente para que el mal no sea mayor. Se recomienda que se aleje el objeto dañado de zonas de humedad y se prohibe rotundamente que entre en contacto con el agua ya que las manchas de óxido empeorarían y podrían ser irreparables.

En caso de que se utilice algún producto para evitar el óxido de los objetos de metal porque se conoce cómo limpiar el óxido que se genera, hay que emplear siempre productos bio-degradables para cuidar el medio ambiente.

Puedes usar estas etiquetas : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>