Cómo limpiar aluminio oxidado

El aluminio es un material que está presente en muchos lugares y objetos. Cuando queremos que luzca perfecto es importante llevar a cabo un adecuado mantenimiento y una limpieza profesional. Una de las situaciones más comunes es que el aluminio se oxide ¿Cómo podemos limpiar el aluminio oxidado? Te lo explicamos en limpiezas El Globo.

¿Qué es el aluminio?

Antes de pensar en cómo limpiar el aluminio oxidado debemos explicar qué es el aluminio, a qué tipo de material nos enfrentamos.

Sin necesidad de ponernos muy técnicos, el aluminio es un tipo de metal no ferroso extraído de la bauxita mezclada con criolita. Este material es uno de los más abundantes del planeta, llegando a constituir aproximadamente un 8% de la corteza terrestre. Esto, así como su baja densidad y alta resistencia a la corrosión, lo convierten en uno de los elementos más apreciados en diferentes sectores: ingeniería, industria, construcción, decoración, menaje… los usos del aluminio son incontables.

No es de extrañar que el aluminio sea uno de los materiales más presentes en múltiples objetos como marcos de ventanas, puertas, persianas, cocinas o muebles. Por eso, cuando queremos llevar a cabo una limpieza profesional del aluminio debemos contar con el conocimiento necesario y los productos idóneos para que el material no se dañe, eliminemos el óxido, luzca reluciente y se muestre como el primer día.

¿El aluminio se oxida?

Sí, el aluminio se oxida, aunque es uno de los metales menos corrosivos. De hecho es más susceptible a la presencia de oxígeno que otros metales como el hierro, por lo que se puede oxidar a mayor velocidad.

De hecho cualquier estructura de aluminio o el papel de aluminio que tenemos habitualmente en casa, en nuestra oficina o en cualquier otro lugar (marcos, ventanas, puertas, muebles…) frecuentemente están oxidados en su superficie, lo que ocurre es que dicha capa de óxido no tiene un color distinto, como sí ocurre con otro metales como el hierro y en el cobre.

La limpieza del aluminio oxidado consigue por un lado alargar la vida del material y evitar su deterioro y por otro, que luzca más brillante.

Limpiezas de aluminio más comunes: Ventanas, puertas, cocinas y muebles

Nuestra experiencia en el servicio profesional de limpieza nos demuestra que es muy común que exista la necesidad de tener que limpiar el óxido del aluminio especialmente en marcos, ventanas, puertas, persianas y muebles, pero también en cocinas, grifería y otros objetos como menaje del hogar.

Lo que no debemos hacer para limpiar aluminio oxidado

El aluminio es un material especialmente delicado, a pesar de sus múltiples ventajas, si queremos que mantenga sus propiedades como el primer día y que luzca reluciente debemos ser especialmente cuidadosos a la hora de limpiarlo y eliminar la capa de óxido.

¿Qué es lo que no debemos hacer para limpiar el aluminio?

  • Utilizar productos corrosivos e inadecuados para este tipo de material
  • Golpear o maltratar el material en el momento de la limpieza
  • Utilizar herramientas con puntas o filos muy pronunciados que puedan rayarlo como estropajos muy duros, lijas, espátulas u otros objetos similares.

Antes de empezar a limpiar todo el material es bueno hacer una prueba en una parte de la superficie para asegurarnos de que el proceso de limpieza ofrece los resultados deseados y no daña el aluminio.

Métodos caseros de limpieza de aluminio oxidado

Dada la delicadeza del aluminio y la facilidad para estropearlo, lo recomendable es limpiar siempre el aluminio oxidado de la mano de un servicio profesional de limpieza.

No obstante, si no se disponen de los productos de limpieza adecuados podemos recurrir a productos caseros muy efectivos como la sal, el vinagre, el bicarbonato sódico con limón o incluso el Ketchup. Lo importante es asegurarse siempre de que el producto no daña el aluminio y elimina correctamente el óxido.

Ten en cuenta que no será el mismo proceso para eliminar el óxido que para, por ejemplo, quitar el polvo o limpiar los objetos de cocina. Te recomendamos la lectura de nuestro artículo ¿Cómo limpiar aluminio para dejarlo reluciente?

Limpieza profesional de aluminio oxidado

Como has podido comprobar, eliminar la capa de óxido (también llamada capa alúmina) del aluminio, requiere de conocimientos sobre el material, productos adecuados y delicadeza.

Es una pena que un material tan presente en nuestras casas y oficinas se deteriore y pierda el aspecto elegante y brillante por el que se caracteriza.

¿Por qué no recurrir a una empresa profesional de limpieza como El Globo para eliminar el óxido del aluminio? Es la mejor forma de ahorrar costes, evitar situaciones irreparables y asegurar una larga vida al aluminio. Consulta nuestros servicios de limpieza y solicita un presupuesto sin compromiso.

Puedes usar estas etiquetas : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>