¿Cómo es la limpieza del aluminio blanco?

El estilo nórdico inunda la decoración de nuestros hogares. Cada vez es más frecuente que el color blanco marque la armonía cromática de tu salón, dormitorio o incluso cuarto de baño. El material que más se utiliza, en especial en los marcos de las ventanas y puertas, es el aluminio blanco. Y cómo sabemos que es complicado, en este post te contamos cómo realizar una correcta limpieza de aluminio blanco en un periquete.

Cómo realizar la limpieza de aluminio blanco

Cada parte de la casa necesita un cuidado específico. Al igual que la madera no se puede limpiar con cualquier producto, el aluminio blanco tampoco. Hay muchas teorías sobre cómo limpiar este material, sin embargo lo ideal es seguir las instrucciones de los profesionales de la limpieza. Desde Limpiezas El Globo te contamos exactamente cómo hay que hacerlo.

Lo primero que tenemos que hacer es pasar un paño por la superficie que vamos a limpiar para eliminar el polvo que se haya podido acumular. El producto que vamos a utilizar para limpiar el aluminio blanco es un detergente de tipo suave que mezclaremos con agua tibia en un barreño.Por otro lado necesitamos otro barreño que únicamente contenga agua. Para cada solución tendremos que utilizar un paño diferente.

Comenzamos a limpiar con la solución del detergente de tipo suave y el agua frotando con suavidad la superficie con el objetivo de eliminar, en un primer lugar, toda la suciedad. Con el segundo paño realizaremos la misma labor sumergiéndolo en el barreño con agua.

El último paso es secar toda la superficie de aluminio blanco con una toalla suave y el resultado que obtendrás será el óptimo.

Trucos de profesionales para la limpieza del aluminio blanco

Los profesionales de la limpieza también se valen de algunos trucos para conseguir el mejor resultado en la limpieza del aluminio blanco. Estos son algunos de esos trucos:

  1. Se guían por las instrucciones del producto de limpieza. Cada producto químico tiene sus propias características por tanto, a la hora de mezclarlo con el agua es importante tener en cuenta las medidas que se indican en las instrucciones.
  2. Limpieza de cristales. Los cristales van muy ligados al aluminio blanco ya que la mayor parte de objetos que contienen este material son las ventanas o puertas. Después de limpiar el aluminio blanco se pasa papel de periódico a modo de paño por el cristal para dejarlo impoluto. Aprenda también a cómo limpiar cristales grandes para ventanas más amplias.
  3. Bicarbonato de sodio, el mejor aliado. Si se encuentra alguna mancha difícil de eliminar utilizan este compuesto frotando sobre la superficie con un paño de papel. Suelen añadir una cucharada de bicarbonato al barreño que contiene el detergente y el agua mezclado. Así la limpieza inicial será aun más efectiva

 

Puedes usar estas etiquetas : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>