Claves para un correcto funcionamiento en las comunidades de vecinos

Las comunidades de vecinos son tan dispares como los vecinos que habitan en ellas, y las relaciones personales que se generan en este escenario se ven influenciadas de cierta manera por el entorno en el que suceden. Desde Limpiezas El Globo te damos algunas claves para el correcto funcionamiento en las comunidades de vecinos.

La comunidades, por obligación, disponen de unos estatutos y normativas aplicadas y adoptadas por todos los vecinos, y que condicionan su forma de comportarse en la comunidad con el resto de habitantes y con el entorno de la comunidad. Esto facilita la convivencia y el cuidado de las zonas comunes de forma más o menos homogénea por parte de todos los vecinos.

En cualquier caso debemos tener en cuenta que lo que más puede afectar a la relación vecinal son el estado administrativo de la comunidad, la gestión y el cuidado de las zonas comunes y la conducta y relaciones de los vecinos entre sí. Es cierto que el último es menos moldeable, ya que a pesar de que existan normas en la comunidad, cada persona tiene una forma de ser y una educación diferente, por lo que puede actuar de forma distinta a unas mismas normas. Sin embargo, los otros dos aspectos, son completamente controlables por la Junta vecinal  y el presidente de la comunidad.

El estado administrativo de la comunidad

El estado administrativo de la comunidad depende en gran parte de la ayuda con la que cuente la comunidad por parte de profesionales (gestores, administradores de fincas, abogados…) y de la gestión desempeñada por el presidente o los presidentes a lo largo de los años. En una comunidad donde las cuentas estén en orden, donde los vecinos paguen sus cuotas y en las que el dinero aportado se destine a mejoras y/o el mantenimiento de la comunidad, es difícil que haya descontento por parte del vecindario. Evidentemente, la realidad puede ser otra, pero de cada comunidad y de cada vecino depende cómo se gestionan los problemas y de qué forma afectan al conjunto de vecinos.

El cuidado de las zonas comunes

Además de la atención puesta por los mismos habitantes de la comunidad en el cuidado de las zonas comunes, debemos contar con un grupo de profesionales que nos ayuden a mantener en las mejores condiciones las zonas comunes, los jardines y las instalaciones del vecindario.

Las zonas exteriores son la primera imagen de una comunidad, y el estado de los jardines es una de las primeras cosas que apreciamos. Un buen mantenimiento de la vegetación y de la fachada del edificio son primordiales, tanto para los mismos vecinos de la comunidad, como para la imagen que reciben los que no son vecinos.

La limpieza y el orden en las zonas comunes propician un entorno confortable para los vecinos, que se traducirá en unas mejores relaciones. Es una preocupación menos para los habitantes, además de hacer patente que el dinero que aportan a las cuentas comunitarias se emplea correctamente en el mantenimiento del entorno.

Y si tenemos posibilidad, siempre es un acierto contar con un conserje en la comunidad. Aportan seguridad al edificio y a sus vecinos, supervisan que el estado de las instalaciones siempre sea el óptimo, controlan las propiedades y las herramientas de las que dispone la comunidad, y pueden ayudar a los vecinos a solucionar cualquier problema relacionado con las instalaciones o la comunidad.

Desde Limpiezas El Globo recomendamos contar siempre con equipos de profesionales en todas las tareas comunitarias, desde el mantenimiento hasta la administración, para garantizar el correcto funcionamiento de la comunidad de vecinos y el apropiado cuidado del entorno, aspecto imprescindible para una buena habitabilidad y una buena relación de los vecinos y su entorno.

Puedes usar estas etiquetas : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>